Absceso de las encías

  • Causas
  • Síntomas
  • Diagnóstico
  • Tratamiento
  • Complicaciones
  • Prevención
  • Perspectivas

Si compras algo a través de un enlace en esta página, podemos ganar una pequeña comisión. Cómo funciona esto.

¿Qué es un absceso de las encías?

Un absceso es una bolsa de pus que puede desarrollarse en muchas partes del cuerpo, incluyendo el interior de la boca. Algunas personas desarrollan un absceso dental que afecta al área que rodea al diente. Pero a veces, un absceso puede formarse en las encías.

También llamado absceso periodontal, un absceso de la encía es una condición dolorosa que puede llevar a complicaciones serias. Es importante reconocer los signos de un absceso de la encía y recibir tratamiento médico si lo desarrolla.

Advertencia

Contiene imágenes gráficas

VER GALERÍA

Causas de un absceso de la encía

Un absceso de la encía ocurre cuando las bacterias de la boca causan una infección en el espacio entre los dientes y las encías. Algunos abscesos de las encías son el resultado de la enfermedad de la periodontitis, que es causada por una mala higiene oral.

La enfermedad periodontal es una condición inflamatoria de las encías que se desarrolla cuando la placa se acumula bajo las encías. La placa es una película pegajosa e incolora de bacterias. Cuando no se elimina de los dientes mediante el cepillado y el uso de la seda dental, puede producirse una infección en el tejido circundante. Esto puede resultar en la formación de un absceso.

Un absceso de la encía también puede ocurrir debido a una bolsa periodontal profunda. Una bolsa periodontal es un espacio que se desarrolla alrededor de los dientes a causa de una enfermedad de las encías. Las bacterias pueden vivir en este espacio. Si los alimentos y la placa se incrustan en este espacio, las bacterias pueden prosperar.

Tener un sistema inmunológico más débil también puede contribuir a un absceso de las encías, ya que el sistema inmunológico es incapaz de combatir las infecciones. Los factores que pueden reducir las defensas de su cuerpo incluyen estar cansado, estresado o tener una enfermedad crónica.

Síntomas de un absceso de la encía

Algunas afecciones bucales de la boca y las encías pueden pasar desapercibidas y causar pocos síntomas en las primeras etapas. Este no es el caso de un absceso de las encías.

Estos abscesos pueden causar un dolor persistente y severo en la zona afectada. Si abre la boca y observa el área, también puede notar hinchazón y enrojecimiento. Otros signos de un absceso de la encía incluyen:

  • sensibilidad al calor o a los alimentos y bebidas frías
  • dolor al masticar
  • un diente suelto
  • mal sabor en la boca (por la secreción de pus)
  • descarga de pus
  • fiebre

Cómo diagnosticar un absceso de la encía

Si experimenta dolor en las encías, sensibilidad o sabor a pus en la boca, no ignore estas señales. Haga una cita con su dentista lo antes posible. Su dentista puede identificar un absceso de las encías (o hacer otro diagnóstico) basándose en sus síntomas.

Durante esta cita, su dentista puede examinar sus encías y buscar signos de infección. Estos incluyen dolor, hinchazón y enrojecimiento. Junto con la observación visual de las encías, el médico puede solicitar una radiografía dental para comprobar si hay enfermedad periodontal o un diente infectado (debido a una infección de la pulpa). Una radiografía también puede ayudar a su médico a evaluar si tiene pérdida de hueso a causa de la infección.

Los síntomas de un absceso de la encía pueden mejorar ligeramente con el tiempo. Pero incluso si un absceso se rompe y se drena, aún así debes ver a un dentista para tratar la infección.

Tratamiento de un absceso de la encía

Tenga en cuenta que un absceso de la encía no se curará completamente por sí solo. Es importante que vea a un dentista para comenzar el tratamiento.

El tratamiento de un absceso de la encía implica el drenaje del absceso y la eliminación de cualquier resto en su bolsa periodontal. Su dentista puede sugerir un procedimiento de limpieza profunda llamado raspado y planificación radicular. Este procedimiento elimina la placa y el sarro de arriba y de abajo de la línea de la encía.

El drenaje del absceso es necesario para eliminar la infección y evitar complicaciones. Este procedimiento implica cortar una incisión en el absceso. El dentista puede aplicar una crema anestésica en la zona antes de comenzar el procedimiento.

Su médico puede utilizar la radiografía dental para determinar si el absceso de la encía ha provocado pérdida de hueso. Dependiendo de la magnitud de la pérdida de hueso, su dentista puede optar por extraer un diente. También puede recomendar un procedimiento para regenerar el hueso o el tejido de la encía perdido.

Un absceso de la encía a veces puede afectar a la pulpa, que es el centro del diente. La pulpa está compuesta de vasos sanguíneos, nervios y tejido conectivo. Si la pulpa se ve afectada, puede que necesite un tratamiento de conducto para eliminar la sección dañada del diente.

Medicamentos

Además de estos procedimientos dentales para remover y tratar la infección, su dentista puede prescribir un curso de antibióticos. Los antibióticos pueden ayudar con la hinchazón si su dentista es incapaz de drenar completamente el absceso. Esta medicación también puede prevenir la reaparición y evitar que la infección se extienda a otras áreas del cuerpo. Si experimenta dolor, su dentista puede recetarle medicamentos para el dolor.

No hay forma de tratar un absceso de la encía en casa. Para reducir el dolor y la sensibilidad hasta que vea a un dentista, enjuague su boca con agua salada tibia o tome medicamentos de venta libre como el ibuprofeno para reducir la inflamación.

Complicaciones de un absceso de la encía

No ignores un absceso de las encías. Si no se trata, la infección puede extenderse más profundamente en el tejido de la encía y afectar a los dientes y huesos circundantes. Esto puede causar un aumento del dolor y la hinchazón, y la infección podría viajar a otras partes de la cara y el cuerpo.

En casos raros, una infección de las encías puede viajar al torrente sanguíneo y causar una complicación que pone en peligro la vida, conocida como sepsis. Los síntomas de la sepsis incluyen:

  • una temperatura superior a 101?F (38?C)
  • dificultad para respirar
  • dolor abdominal
  • frecuencia cardíaca alta

Cómo prevenir un absceso de la encía

Practique una buena higiene oral para prevenir un absceso de las encías. Esto incluye cepillarse los dientes y usar hilo dental regularmente. Cepíllese los dientes dos o tres veces al día, especialmente después de las comidas. Esto reduce la cantidad de placa que se acumula en los dientes y debajo de la línea de la encía. Además, use el hilo dental al menos una vez al día para eliminar la comida y la placa que se ha pegado en las encías.

Asegúrate de programar limpiezas dentales regulares. Hágase una limpieza dental profesional cada seis meses. Su dentista puede observar la salud de sus dientes y encías, y diagnosticar problemas bucales a tiempo para prevenir enfermedades e infecciones.

Compra cepillos de dientes e hilo dental.

Perspectivas de un absceso de la encía

Con un tratamiento temprano, las perspectivas de un absceso de la encía son positivas. Su dentista puede drenar el pus y eliminar la infección, reduciendo el riesgo de complicaciones. Pero si no se trata, un absceso de la encía puede empeorar y llevar a una infección potencialmente mortal.

Consulte a su dentista si desarrolla algún dolor, hinchazón o secreción en las encías.

Boletín informativo de HealthlineReciba nuestro correo electrónico de bienestar dos veces por semana

Para inspirarte a hacer ejercicio y comer bien, te enviaremos nuestros mejores consejos de salud e historias, además de las noticias más importantes.

Ingrese su emailSIGN UP NOW

Su privacidad es importante para nosotros. Cualquier información que nos proporcione a través de este sitio web puede ser colocada por nosotros en servidores ubicados en países fuera de la UE. Si no está de acuerdo con dicha colocación, no proporcione la información.

Añadir un comentario