Todo lo que tienes que saber del ácido hialurónico

acido hialuronico en rodilla

Hoy os vengo a hablar de cuatro tratamientos donde se utiliza el ácido hialurónico, desde el método menos conocido hasta el más tradicional.

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en la capa media de la dermis, en las articulaciones y en los cartílagos, pero a causa del paso de los años va disminuyendo causando la aparición de arrugas y la pérdida de la luminosidad en la piel.

Para la rodilla

El ácido hialurónico en la rodilla es el tratamiento menos conocido, pero se utiliza cada vez más. Su principal función es tratar los problemas de la artritis en la rodilla, ya que a causa de esta inflamación el cartílago se empieza a desgastar y el líquido sinovial cambia, haciendo que pierda su capacidad de lubricar la articulación y su densidad, provocando dolores intensos, rigidez y movimientos limitados.

El ácido hialurónico se aplica para conseguir un efecto lubricante, un movimiento más orgánico y la disminución del dolor.

Para el pelo

Efectivamente, el ácido hialurónico también ha llegado a las peluquerías, gracias a sus numerosos beneficios. El tratamiento principalmente reestructura la fibra capilar desde dentro, aportando más densidad, brillo, nutrición y suavidad. Compensando los efectos del sol, tintes… los cuales provocan la rotura de la fibra y la pérdida de brillo.

Para las ojeras

Este tratamiento es más conocido, la principal función del ácido hialurónico es eliminar el aspecto cansado y rejuvenecer la mirada rellenando la zona con microinyecciones. Con este tratamiento se hidrata la piel y se elimina el hundimiento que es el causante del oscurecimiento de la zona.

Para los labios

Por último voy a hablar del tratamiento más conocido del ácido hialurónico, el aumento de labios. Su principal función es conseguir unos labios carnosos aumentando el volumen.

Este tratamiento lo usan tanto jóvenes que quieren aumentar sus labios, como personas más mayores que quieren disminuir las arrugas de alrededor, hacerlos más voluminosos y aportar un efecto de hidratado.

Estos son cuatro de los tratamientos que más prácticos me parecen, pero hay muchos más. ¿Tu te harias un tratamiento con ácido hialurónico?