Aiber

Información destacada de la red

Teambuilding o cómo mejorar el rendimiento de los equipos de trabajo

Una empresa es un engranaje en el que las piezas son sus empleados. Para conseguir los mejores resultados cada una de esas piezas debe realizar su trabajo dela manera más eficaz posible y coordinarse perfectamente con todas las demás.

Sin embargo, en la realidad, en muchas empresas no ocurre así. Empleados desmotivados, roces entre compañeros, ausencia de alicientes personales para enfrentarse con ilusión e interés a los retos diarios del puesto de trabajo…El resultado final son equipos de trabajo que no rinden, poco compenetrados y que no funcionan a pleno rendimiento.

teambuilding

Construir un buen equipo de trabajo es muy difícil, se necesita un líder capaz y empleados eficientes. Que funcione como un mecanismo perfecto en el que todos sus miembros ofrezcan los mejor de sí mismos tampoco es fácil de alcanzar y mucho menos de mantener.

Es ahí donde entra en acción el teambuilding. ¿De qué hablamos? De aquellas actividades que las empresas organizan generalmente fuera del horario laboral y del entorno de trabajo para potenciar el espíritu de equipo de sus empleados. Actividades de todo tipo, competitivas o no, que pueden ir desde juegos de investigación hasta representaciones teatrales, gymkanas deportivas o pruebas de supervivencia.

Ventajas del teambuilding

La finalidad última del teambuilding no es otra que fomentar el trabajo en equipo, mejorar la relación y la cohesión entre los miembros de los equipos y la de éstos con la empresa. Cuando se participar en una actividad de este tipo todos los miembros del equipo tienen que interrelacionarse para alcanzar un objetivo común. Extrapolado a la actividad laboral, las ventajas del teambuilding son muchas:

  • Fortalece la cohesión entre los miembros del equipo de trabajo, consiguiendo así que éste sea mucho más eficaz.
  • Mejora la comunicación y coordinación entre los componentes del equipo, consiguiendo respuestas más rápidas a los problemas.
  • Ayuda a identificar los puntos fuertes y débiles de cada equipo, mejorando su capacidad para enfrentarse con eficacia a los problemas y potenciando sus habilidades personales y grupales.
  • Fortalece la capacidad de liderazgo y mejora la confianza mutua entre los miembros del equipo.
  • Contribuye a evitar la desmotivación laboral
  • Impulsa el sentimiento de pertenecer a la empresa.

Cada vez son más empresas que realizan actividades de teambuilding para sus empleados. Los beneficios siempre se obtienen, independientemente del motivo concreto que lleve a su realización. Sin embargo los resultados son mucho más visibles en el caso de equipos de trabajo que no ofrecen los resultados deseados. Cuando un equipo sufre desmotivación, stress o también cuando acaba de formarse como tal, este tipo de actividades contribuye a aumentar su motivación. El resultado son siempre equipos más coordinados, más eficaces y, por tanto, más productivos.

aiber

Volver arriba