Las escuelas no bilingües terminarán desapareciendo

escuelas no bilingues

Los centros no bilingües están viendo un claro descenso en las matriculaciones de niños, en comparación con los bilingües, que los están viendo aumentar más con cada año que pasa. Numerosos Asociaciones de Madres y Padres de diferentes colegios aseguran que las escuelas que quieran sobrevivir, van a tener que dar el paso para convertirse en bilingües.

Castellano e inglés es lo que más se busca: que los libros que los pequeños portan en sus mochilas deportivas y  escolares estén divididos en estos idiomas. Sin embargo, para los propios centros de estudios no es tan sencillo conseguir esta categoría oficial: es el caso del IES Perez Galdós, situado en Madrid, que cerrará sus puertas tras 30 años teniéndolas abiertas para los pequeños de la comunidad. A pesar de que se solicitó hace tres años, la Consejería asegura que, con el descenso de las matriculaciones, no tenía sentido depositar esfuerzos en este colegio, cuando existen dos institutos bilingües a menos de un kilómetro.

Un círculo vicioso

El caso del Galdós pone en relieve una realidad que puede afectar a cientos de colegios en España: aquellos que no se convierten en bilingües, ven un descenso de matriculaciones evidente, lo cual lleva a que su solicitud de convertirse en tal se vea impedido, precisamente, por la baja demanda de estudiar en ellos.

Susana Morales, doctora en Economía y autora de “La descentralización de la enseñanza universitaria”, explica por qué cree que los centros no catalogados como bilingües terminarán desapareciendo: “Hay dos principales razones”, dice. “La sociedad no hace más que repetir a los padres lo importantes que son los idiomas para el futuro de sus hijos, mientras restan importancia a otros factores de la educación del estudiante. Por otro lado, al final, los centros bilingües tienden a concentrar a los alumnos con mejor rendimiento, y aquellos con peor rendimiento suelen quedar en los no bilingües”.

Además, en los institutos con programas y secciones bilingües, se suele agrupar a los alumnos según demuestren o no el dominio del idioma, lo cual también demuestra la clara importancia que se le está dando a los idiomas, sin importar que otros alumnos queden en desventaja.