¿Cómo escoger la cama articulada correcta según tus necesidades?

Las camas articuladas Barcelona son utilizadas cuando algún miembro de tu familia o tú estás enfermo, y es necesario guardar reposo en cama por largos periodos de tiempo o de manera permanente. Las camas articuladas están disponibles tanto para la venta como para alquiler.

¿Cuáles son los tipos de camas articuladas que existen?

Manuales: este tipo de cama se tienen que ajustar usando manivelas. Esto es especialmente difícil si la persona que usará la cama tiene movilidad limitada o si no cuenta con el apoyo de alguien más para moverla. Por lo general las bielas están ubicadas al pie o cabecera de la cama y no pueden ajustarse en muchas posiciones, a diferencia de las eléctricas.

 

Eléctricas: éstas cuentan con la ventaja de poder moverse o ajustarse con tan sólo presionar unos botones ubicados en un panel de control que está enganchado a la cama y que se asemeja a un control remoto de un televisor. Funcionan a base de un motor que se enchufa a un toma de corriente. Para muchas personas es más atractiva la cama articulada eléctrica, puesto que las posiciones de ésta se pueden ajustar fácilmente.

 

El tipo de cama que escojas debe estar adecuada a la movilidad que la persona que la usará tenga. Por ejemplo, si el enfermo no puede levantarse sin ayuda, lo mejor será una cama eléctrica. Si por otro lado, es alguien que debe guardar reposo en cama pero que puede a la vez dejar la cama por un tiempo, entonces una cama articulada manual le viene bien.

 

¿Qué tipo de colchón debo usar?

 

Los hay de espuma, gel y aire. Algunos colchones tienen la capacidad de reducir la presión sobre ciertas áreas específicas del cuerpo, con lo que ayudan a prevenir las úlceras. Por lo general, los colchones para las camas articuladas tienen una cubierta impermeable. Probablemente también necesitarás almohadillas u otros accesorios para la cama.

 

¿Cómo usar de manera segura una cama articulada?

  1. Debes mantener las ruedas de la cama cerradas todo el tiempo para evitar que se mueva. Desbloquéalas sólo si necesitas mover la cama.
  2. Mantén las barandas laterales colocadas en todo momento, a excepción cuando entres o salgas de la cama.
  3. Coloca el panel de control al alcance de tu mano. Aprende a usarlo y practica moviendo la cama en distintas posiciones.
  4. Es recomendable que ubiques un teléfono o una campanilla al alcance de la cama. Esto en caso que necesites pedir ayuda.
  5. Coloca un taburete a la par de tu cama y utiliza una lámpara si necesitas levantarte por las noches.
  6. Es importante que sigas las instrucciones específicas del fabricante al momento de utilizar la cama articulada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *