Características de la magnetoterapia

Puede ser que hayas escuchado hablar alguna vez de la magnetoterapia. Todos conocemos a alguien que nos ha comentado que acude a este tipo de sesiones para recuperarse de alguna dolencia o lesión.

 

Es el momento de descubrir algunas de las principales características de esta práctica de medicina alternativa. También se la conoce como biomagnetismo o terapia magnética y hoy vamos a explicar algunas de sus principales cualidades.

¿Cómo se realiza la magnetoterapia?

 

Según nos hemos informado en esta clínica de magnetoterapia Barcelona, hemos sabido que la magnetoterapia utiliza las corrientes eléctricas de los campos magnéticos para aliviar diferentes tipos de dolor y condiciones fisiológicas determinadas.

 

Se realiza a través de aparatos con forma circular o triangular, considerados seguros y beneficiosos para la salud humana. Funciona mediante alta y baja frecuencia actuando sobre los iones y moléculas libres que hay en nuestro organismo. Por tanto, la energía electromagnética que se desprende de ellos actúa en dichas moléculas y acelera diferentes procesos químicos.

 

La magnetoterapia es rápida, no cuenta con efectos secundarios y su penetración es profunda para que los resultados perduren en el tiempo. Sin embargo, se recomienda hablar con el especialista por si previamente al tratamiento hemos experimentado hemorragias, la persona está embarazada, se porta un marcapasos o alguna placa en concreto, sufres de hipertensión o tienes alguna enfermedad vírica.

¿Para qué está indicada la magnetoterapia?

 

Entre los principales usos de la magnetoterapia se encuentran los siguientes:

  • Aumento de las defensas
  • Relaja el cuerpo
  • Equilibra el magnetismo natural del cuerpo
  • Ayuda a la consolidación ósea
  • Evita el desgaste corporal
  • Fomenta la regeneración celular
  • Reduce inflamaciones
  • Cura dolencias varias
  • Reduce tiempos de curación
  • Es una terapia no invasiva.

La magnetoterapia se emplea mucho en fisioterapia ya que los aparatos son fácilmente transportables, son seguros y eficaces. Además, no presenta contraindicaciones para el paciente lo que lo convierte en una opción de medicina alternativa.